EXCELENTE OPORTUNIDAD

EXCELENTE OPORTUNIDAD

FUNDETEC EN ACACIA META

FUNDETEC EN ACACIA META

EN ACACIAS MAS OPCIONES DE EDUCACION

EN ACACIAS MAS OPCIONES DE EDUCACION

CANITAS FELICES, Y AL AIRE LIBRE.



CON EL CORAZÓN EN LA MANO, Y E INQUEBRANTABLE VOLUNTAD,SE TRABAJA EN FUNCIÓN DE LA TERCERA EDAD.
 REGISTRO FOTOGRAFICO DE LAS DIFERENTES ACTIVIDADES REALIZADAS EN BENEFICIO DE LOS USUARIOS. QUIENES DISFRUTAN DE ESTAS ACTIVIDADES SIN COSTO ALGUNO PARA ELLOS.





Esta fundación que se ha encargado de compartir sus experiencias, con los adultos  mayores de los sectores más deprimidos de la ciudad de Acacias, entre otros, como en el barrio el Cimarrón y en el centro poblado de Dinamarca jurisdicción de la ciudad de Acacias, sigue trabajando en forma incansable, con el único fin de hacer más amables los años que les restan de vida a un sin número de damas y caballeros, que encuentra en esta;
precisamente enseñanzas, distracción, ,  diversión, y cada día muestran mas deseos de hacer que su vida sea más amable porque han encontrado un motivo mas, para poder seguir viviendo en paz y con mucha felicidad.

Actividades tales como trabajo en la huerta casera, marroquinería, manualidades,


danzas, música, canto, folclor, paseos, piscina, entre otra varias actividades, todas suministradas por la Fundación CANITAS FELICES, que dirige la profesora, YANETH  LOPEZ TORO, quien no ahorra esfuerzo alguno en proporcionar lo mejor de su fundación al servicio de estos seres tan importantes en la sociedad acacireña, y porque no decirlo, de la región y del departamento; hacen que estos seres hoy por hoy olvidados por la sociedad,
 después de haber prestado invaluables aportes al desarrollo de la misma, se sienta un poco recompensados por esa bello  e inolvidable trabajo deformar vida, esperanzas, y futuro, el mismo que los desconoce hoy por hoy injustamente.






PARA COMPARTIR.



De: Juan GOSSAÍN.

El terrible mal de Minamata, como lo saben los japoneses, porque las empresas en cualquier parte del mundo, en Tokio o en Majagual, arrojan porquerías químicas a las corrientes, y primero se pudren las aguas, y después nacen degenerados los peces y los camarones, y después nacen sin ojos los niños cuyas madres, en aquellos caseríos extraviados de la mano de Dios, consumen esa agua y esos pescados.
En las cabeceras de ambos ríos, las compañías mineras, que buscan oro entre la tierra, hacen sus excavaciones con un sancocho de mercurio y ácidos. Arroyos y acequias se llevan el mazacote. Los bocachicos mueren con la boca abierta en los playones. Las espigas de arroz no volvieron a crecer.
En medio del desastre causado por las inundaciones, y como si fuera poco, las yucas harinosas de antes florecen ahora con un hongo químico a manera de cresta. El hambre campea entre los pocos ranchos que no se ha llevado el invierno. Las emanaciones de las lagunas huelen a lo mismo que huele un laboratorio de detergentes.
Hay que decir, también, que los empresarios mineros se defienden diciendo que Ordóñez Sampayo está loco. Claro que está loco: ningún hombre cuerdo expone su pellejo ni dedica su vida entera a defender a un ruiseñor, una mojarra, un plátano pintón, una mazorca de maíz o a una mujer embarazada que carga un fenómeno en el vientre.
Epílogo
Aquella mañana, cuando los pescadores de Santa Marta regresaron a la playa, el periodista Caballero los acompañó en su tarea de descamar y abrirles el buche a los escasos pescados que traían.
-¿Qué es eso? -preguntó, intrigado, al ver unas bolas negras en el estómago de un bagre.
-Carbón, amigo -le contestó uno de ellos, levantando el animal-. Pelotas de carbón. Eso es lo que comen ahora.
Caballero tomó más fotografías y se las llevó a algunos funcionarios de la industria carbonera.
-No se preocupe -le contestó el gerente-. Vamos a construir un nuevo muelle de última generación.
-No lo dudo -dijo el reportero, con una mueca de dolor que parecía sonrisa-. No lo dudo: será la última generación.
El día que Caballero me contó esa historia, y me enseñó sus fotografías, ya no sentí ganas de echarme a llorar, como la vez aquella del langostino bañado en combustible. Lo que sentí ahora fue rabia. Cuando ya no quede una sola hoja de acacia, cuando el último pulpo haya muerto atragantado con ácido sulfúrico y cuando nuestros nietos nazcan con un tumor de carbón endurecido en la barriga, entonces será demasiado tarde. Dispondremos de computadores infrarrojos de última generación, pero ya no habrá agua para beber; los celulares de rayos láser se podrán comprar en las boticas, pero el sol no volverá a salir; los niños encontrarán el algoritmo de 28 a la quinta potencia con solo cerrar los ojos, pero dentro de 20 años no sabrán de qué color era una golondrina.
Los invito a todos a ponerse de pie antes de que se marchite el último pétalo. Usen el arma prodigiosa del Internet para protestar. Hagan oír su voz. Que el correo electrónico de los colombianos sirva para algo más que mandar chistes y felicitaciones de cumpleaños. Porque, si seguimos así, el día menos pensado no quedará nadie que cumpla años. Ni quién envíe felicitaciones.
JUAN GOSSAÍN

Qué tal si lo compartimos? El silencio y la falta de conciencia son nuestros enemigos

EL NUEVO GIRO EN EL CASO DEL HACKER SEPÚLVEDA


Las declaraciones del ex director del CTI, Julián Quintana, revivieron la polémica sobre la supuesta infiltración en la campaña de Oscar Iván Zuluaga. Aseguró que no hay pruebas que involucren a Álvaro Uribe en el caso.
Revive caso hacker Andrés Sepúlveda Álvaro Uribe y Oscar Iván Zuluaga  Julián Quintana, exdirector del CTI, asegura que en el caso Sepúlveda no hay pruebas que involucren al senador Álvaro Uribe ni a Óscar Iván Zuluaga. Foto: Archivo particular
Hace más de dos años que estalló el escándalo Andrés Sepúlveda, un caso sobre la supuesta obtención de información confidencial relacionada con el proceso de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC, además de documentos e información privada de dirigentes políticos, guerrilleros de las FARC y funcionarios de Gobierno.
Ahora se presenta un choque de versiones entre Julián Quintana, exdirector del CTI y la Dirección de Inteligencia del Gobierno (DNI). Quintana publicó en su cuenta de Twitter un documento en revela que la DNI sí le entregó información inicial a la Fiscalía sobre el hacker Andrés Fernando Sepúlveda.
“El señor Andrés Sepúlveda tiene en su laptop las interceptaciones al correo de Pacho Santos, así como la extracción de documentos mediante técnicas de hacking. En la oficina 211, ubicada en calle 93 b, 17 – 25, no solo se hace el manejo de la información y la campaña de marquetín negra, sino el sabotaje a portales gubernamentales, la extracción del fraude”, se lee en el documento.

Le puede interesar: ¿El hacker Sepúlveda trabajaba para la Policía?
Quintana aseguró a varios medios de comunicación además que en el caso del hacker Andrés Sepúlveda no había suficientes evidencias que permitieran establecer algún tipo de participación o conocimiento del senador Álvaro Uribe sobre el tema del hacker. Quintana afirmó que parte de la información inicial sobre ese caso la recibió la Fiscalía en una reunión con el jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia, almirante Álvaro Echandía.
Ante estas declaraciones la DNI emitió un comunicado en el que afirma que “es deber de esta entidad poner en conocimiento de las autoridades competentes cualquier información relacionada con posibles delitos para su correspondiente investigación”.
Le recomendamos: La carta de un arrepentido Sepúlveda.
Por otro lado la DNI ?respondió, en el mismo comunicado a las versiones periodísticas en la que se asegura que en el encuentro que habrían tenido, el director general de nacional de inteligencia, Echandía le ofreció la dirección de la UIAF a Quintana.
Sobre este tema la DNI asegura que “es totalmente falso que el director de la DNI haga ofrecimientos de cargos en cualquier entidad. Este tipo de insinuaciones son totalmente infundadas y no merecen ningún tipo de credibilidad”.