UN SITIO DIFERENTE.PARA DEGUSTAR LO MEJOR

UN SITIO DIFERENTE.PARA DEGUSTAR LO MEJOR

DROGAS LEIDY

DROGAS LEIDY

MUERE TAXISTA HERIDO EN ATENTADO A DOS PASAJEROS


En la acción sicarial que acabó con la vida de los dos pasajeros que transportaba, Ferney Ibáñez fue impactado por cinco disparos. Sus compañeros de oficio piden a las autoridades que se haga justicia.
Ferney Ibáñez Bonilla, el taxista que resultó herido en el atentado criminal que el pasado sábado cobró la vida de una pareja que transportaba, en un barrio del oriente de Santa Marta, falleció el martes por la noche.
El deceso se produjo luego su salud se complicara tras una intervención quirúrgica en la que le extirparon un riñón. En la acción sicarial fue impactado por cinco disparos.
De 31 años y oriundo de la capital del Magdalena, tenía tres años y medio de estar trabajando como taxistas, gozando de buen aprecio entre sus colegas. Hijo de Álvaro Ibáñez y Guillermina Bonilla, era el mayor entre cinco hermanos. Era padre de un niño de 7 años.
Su tío Ángel Bonilla lo recuerda como una buena persona y un gran hijo. “Ha sido un golpe muy duro para nuestra familia”, anotó.
Sus compañeros taxistas, que desde el día del atentado permanecieron vigilante a su salud en las afueras de la clínica Cehoca, donde fue recluido,  pidieron a las autoridades llegar a fondo en las investigaciones hasta dar con los homicidas.
“Estamos dolidos, Ferney era una excelente persona”, dijo Daniel Gil, vocero del gremio.
El atentado se había producido el sábado por la noche en una calle del barrio Los Fundadores, al oriente de Santa Marta. Dentro del automotor fallecieron Eduardo Rivera Tamayo y Diana Carolina Álvarez Castro, de 39 y 24 años, respectivamente. Esta última estaba embarazada.
Además: Identifican pareja asesinada en el interior de un taxi en Santa Marta
La Policía atribuyó el hecho a una posible retaliación o ajuste de cuentas. Los asesinos fueron dos hombres que se movilizaban en una moto de alto cilindraje cuyo parrillero descargó  en dos ocasiones y en el cuerpo de los ocupantes del vehículo, una pistola nueve milímetros.