EXCELENTE OPORTUNIDAD

EXCELENTE OPORTUNIDAD

FUNDETEC EN ACACIA META

FUNDETEC EN ACACIA META

EN ACACIAS MAS OPCIONES DE EDUCACION

EN ACACIAS MAS OPCIONES DE EDUCACION

367 CAPTURAS EN REDADA INTERNACIONAL CONTRA LAS ORGANIZACIONES DEDICADAS AL HURTO DE TELÉFONOS CELULARES


Policía Nacional y Fiscalía General de la Nación, en coordinación con Ameripol, realizaron la Operación Alianza, en Colombia, Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Panamá.
 Desarticuladas 14 bandas, intervenidos más de 1.300 locales e incautados 11.611 equipos móviles.
El hurto de teléfonos celulares se ha convertido en uno de los delitos que más afecta la seguridad ciudadana y de los que concentra el mayor número de denuncias. Esta actividad ilícita cruzó fronteras, y por eso la Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional, en coordinación con la Comunidad de Policías de América (Ameripol), lanzaron la Operación Alianza.
Esta ofensiva planeada durante cuatro meses, se convierte en uno de los golpes más contundentes contra el crimen trasnacional dedicado al hurto de celulares. Fue ejecutada en tres días y permitió la desarticulación de 14 organizaciones delincuenciales dedicadas al robo y comercialización de los equipos desde Colombia hacia Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Perú y Panamá.
En total, fueron intervenidos 1.300 locales, recuperados 11.611 dispositivos y capturadas 367 personas: 270 en Colombia y el resto en otros seis países.
Resultados en Colombia
Las diligencias se concentraron en Bogotá y municipios de Cundinamarca, en Medellín (Antioquia), Cali (Valle del Cauca), Barranquilla (Atlántico), Bucaramanga (Santander), Cúcuta (Norte de Santander), Villavicencio (Meta), Pasto e Ipiales (Nariño), Tunja, Duitama y Sogamoso (Boyacá), Istmina (Chocó) y Fonseca (La Guajira).
En 133 allanamientos fueron recuperados 2.497 teléfonos reportados por hurto o que no cumplían con la documentación exigida y evidenciaban manipulación en los sistemas de identificación. Se intervinieron 541 locales en los que, al parecer, eran vendidos los dispositivos robados. 80 establecimientos fueron cerrados definitivamente y cuatro recibieron medidas cautelares de extinción de dominio, en Cúcuta.
Las 14 bandas desarticuladas tenían injerencia en Colombia. En Bogotá cayeron Los Topos, una estructura vinculada al hurto de celulares mediante atraco, raponazo y cosquilleo en la localidad de Kennedy; y Los Gauchos, que recurrían a las mismas maniobras delincuenciales en la localidad de Los Mártires.

En Barranquilla fueron detenidos tres integrantes de la banda Los del Norte, enfocados exclusivamente al robo de dispositivos de gama alta, que posteriormente eran distribuidos en el área metropolitana de la ciudad.
Las organizaciones criminales Android y Los Recolectores fueron golpeadas en Cali. Esta última banda estaba conformada por 12 personas, entre ellas un ciudadano chino señalado de manipular y liberar los equipos hurtados para que pudieran salir sin restricciones al mercado ilegal. Todos los presuntos integrantes fueron capturados y judicializados.
Otras ciudades donde la Operación Alianza impactó bandas delincuenciales son: en Medellín, Los Cocuelos; en Villavicencio, Los Costeños; en Tunja, Los G-4; en Boyacá, Las Lizas; en Nariño, Los de la Frontera I; en Chocó, Los Raponeros; y en La Guajira, Los Corolitas.
Las acciones desplegadas en Cundinamarca tuvieron lugar en Fusagasugá, Girardot y Soacha, allí fue desarticulada la banda Los Técnicos, cuyos supuestos integrantes quedaron a disposición de la Fiscalía por los delitos de concierto para delinquir y hurto.