EXCELENTE OPORTUNIDAD

EXCELENTE OPORTUNIDAD

FUNDETEC EN ACACIA META

FUNDETEC EN ACACIA META

EN ACACIAS MAS OPCIONES DE EDUCACION

EN ACACIAS MAS OPCIONES DE EDUCACION

CARTA ABIERTA PARA PROMOTORA DE PARO EN CHICHIMENE

Acacías, Agosto 08 de 2017
CARTA ABIERTA A:
Sandra Patricia Ruiz
Presidenta Corporación de Juntas de Acción Comunal de San Isidro de Chichimene
E.S.M
Los abajo firmantes, trabajadores todos de Ecopetrol S.A. y de empresas contratistas, rechazamos enfáticamente la forma tan humillante, déspota e irresponsable como usted,señora Sandra Patricia Ruiz, se atrevió a ingresar con violencia a la estación Chichimene y a agredir y pisotear la dignidad de nuestros compañeros de trabajo, poniendo en riesgo su integridad y la de las personas que la secundaron a usted a realizar esta acción tan temeraria, sin medir las graves consecuencias que esto pudo haber tenido.
Con toda la información que hoy circula en las redes sociales, es muy evidente que usted, que pocas horas antes se había encadenado a la puerta peatonal de ingreso a la estación, se
liberó para encabezar y dirigir la horda de encapuchados que el pasado viernes 4 de agosto de 2017 asaltó la estación Chichimene, golpeando y sacando a empujones a las personas que se encontraban apoyando el plan de contingencia, el cual fue instalado para poder garantizar la operación de uno de los campos petroleros más importantes del país.
Sí, señora Sandra, ellos estaban cumpliendo su deber y el compromiso que adquirieron ante Ecopetrol y ante el país cuando decidieron trabajar para esta gran empresa, propiedad de  todos los colombianos, que soporta con sus utilidades muchos de los programas que el gobierno nacional tiene para poder cumplir su objeto social, y que sin esta operación no podría generar los recursos para atender las muchas necesidades de comunidades en todo el territorio nacional, comunidades como las que usted dice representar y a las cuales usted pertenece.
Pero no solo hablamos de redes sociales; algunos de nosotros pudimos escuchar de primera mano el testimonio directo de las personas que fueron objeto por parte suya de esta aberrante agresión moral y física: intimidadas, insultadas, humilladas e indefensas fueron forzadas a empellones a dejar su lugar de trabajo; de los atropellos no se salvaron ni siquiera las mujeres que se encontraban dentro de estas víctimas; usted no tuvo consideración con ellas, siendo también usted mujer. Esta vez usted cruzó los límites de la cordura y la sensatez y no le importó que con su accionar violara derechos humanos de nuestros compañeros, esos mismos derechos que usted tanto dice defender y que son tutelados por tantos organismos nacionales e internacionales.
A los encapuchados que la siguieron a usted, cuyo valor no les alcanzó para que dejaran ver su rostro y que amparados en el anonimato la emprendieron con mucha valentía contra personas indefensas, mujeres entre ellas, les recordamos que ellos también tienen hijas,
esposas, suegras, hermanas, o por lo menos mamá, y que esto que hicieron a pesar de que está muy mal hecho, ojalá les sirva para reflexionar y cambiar su actitud; ellos habrán podido ocultar su rostro y engañar a mucha gente, pero no se podrán engañar a sí mismos; su conciencia les dirá permanentemente que actuaron en contra de los derechos fundamentales.
A las autoridades de Policía que se encontraban presentes en el momento de la agresión, también un llamado de atención y de reflexión, pues desde nuestro punto de vista asumieron una posición totalmente pasiva y permitieron que delante de ellas se cometieran estos atropellos degradantes y bochornosos; personas encapuchadas cometieron una asonada y no hicieron nada, actuando como meros espectadores cuando tenían a la mano varias herramientas, entre ellas el nuevo código de Policía.
A la Defensoría del Pueblo también un llamado. Nosotros como trabajadores de Ecopetrol y de la industria petrolera, también somos sujeto de derechos, no hay justicia cuando por el hecho de trabajar en Ecopetrol nos vemos sometidos a esta clase de acciones ante la mirada indolente de todos los entes, quienes deben velar por proteger y defender los derechos humanos y prevenir su violación. Nos preguntamos dónde está la Defensoría del Pueblo cuando nuestros compañeros están amenazados en su integridad.
A la Corporación CJAID, también una reflexión para que sus integrantes se pronuncien, pues la acción hecha por su directora no está alineada con sus políticas ni con sus principios de actuación.
Hoy todos estamos aprendiendo a vivir en una sociedad diferente, la sociedad del posconflicto, la sociedad de la reconciliación y tenemos la obligación todos los colombianos de aportar nuestro esfuerzo para que la paz finalmente se consolide, para deponer los odios y  para anteponer el bienestar colectivo a los intereses meramente particulares.
La invitamos a usted, señora Sandra, a que también contribuya con esto y no deje que acciones como las que ha cometido y liderado, deslegitimicen su condición de líder, la cual conlleva un alto grado de responsabilidad con su Corporación y con la sociedad.
Finalmente, esperamos que también a usted, señora Sandra, esta experiencia le sirva para mejorar y tome conciencia de que el liderazgo va mucho más allá de lo que se dice; hay que ser coherente también con lo que se hace y con lo que se piensa; los demás nos observan y aprenden de nosotros, sobre todo nuestros niños y nuestros jóvenes, pilares fundamentales del futuro de nuestra sociedad.
Atentamente,

Trabajadores de Ecopetrol y de firmas contratistas